VARIACIONES EN LA IMPORTACIÓN DE PRODUCTOS BÁSICOS EN CHINA

VARIACIONES EN LA IMPORTACIÓN DE PRODUCTOS BÁSICOS EN CHINA

Se espera que la pandemia de Covid-19 afecte considerablemente a las importaciones de productos básicos de China en 2020, de acuerdo a una nueva investigación de la ONU, lo que plantea preocupaciones sobre los mercados en desarrollo que dependen de la exportación de productos energéticos, minerales y cereales.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) ha rebajado el valor estimado de las importaciones de productos básicos de China a 33.100 millones de dólares en el transcurso de este año, una caída de 15.500 millones de dólares en comparación con las proyecciones de crecimiento anual antes del brote.

De acuerdo a lo anterior, esto supondría que las dos terceras partes de los países en desarrollo, clasificadas como «dependientes de los productos básicos», tendrían graves problemas, lo que queda de manifiesto teniendo en cuenta que China absorbe alrededor de una quinta parte de las exportaciones mundiales de productos básicos.

Así mismo, se espera que las importaciones de gas natural licuado, para las que antes se proyectaba un crecimiento del 10% este año, ahora caigan hasta un 10% y del mismo modo, las importaciones de trigo, que ya estaban cayendo antes de la crisis de Covid-19, muy probablemente caigan hasta un 25%.

Por otro lado, las importaciones de hierro, que anteriormente crecían un 19%, siguen aumentando, pero solo un 6%. Brasil y Australia, como grandes exportadores de hierro con China como principal mercado, probablemente sufrirán una importante demanda a la baja que se unirá a la caída de exportaciones de muchos otros productos básicos, especialmente carne y cereales.

Sin embargo, la disminución no está presente en todos los productos básicos. De este modo, se espera que la demanda china de cobre y aluminio aumente en comparación con los niveles previos a la pandemia, a la vez que a muchos productos agrícolas, como frutas, nueces y arroz, también les está yendo mejor de lo esperado, ya que la caída el consumo de productos intermedios en China ha caído en favor del consumo de los hogares de productos agrícolas.

Por tanto, las perturbaciones de la demanda de importaciones a nivel de producto en el gigante asiático implicarán que la economía de algunos países se resienta a la vez que otros se vean beneficiados, lo que puede ser una buena oportunidad para los países productores europeos, del norte de África y América latina.

En particular, las importaciones de soja se estima que crecerán un 34% este año, un 10% más que las previsiones anteriores. De hecho, en mayo de este año, las exportaciones de Brasil aumentaron en un 45% interanual, con tres cuartas partes destinadas a China.

Por otro lado, el informe de la UNCTAD también sugiere que los productores de madera, lana y caucho natural verán un aumento en la demanda. Países como Rusia, Papúa Nueva Guinea, el Congo o Guinea Ecuatorial podrían registrar grandes tasas de crecimiento en este 2020 a raíz del impacto de la Covid-19 y jugar un papel clave como proveedores estratégicos de China.

/ Uncategorized

Share the Post

About the Author

Comments

No comment yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us

https://www.facebook.com/alfalam.import/?fref=ts
WhatsApp aquí