SEGURO DE MERCANCÍAS TRANSPORTE INTERNACIONAL

SEGURO DE MERCANCÍAS TRANSPORTE INTERNACIONAL

El seguro no es más qué el contrato qué se establece con una empresa aseguradora. En dicho contrato, denominado póliza, la empresa se compromete mediante la percepción de una Prima que si la persona qué compró el seguro sufre algún daño, dicha persona denominado como beneficiario, recibirá la cantidad de dinero acordada con la póliza. A esta cantidad de dinero se le conoce como “indemnización”. La póliza deberá constar por escrito, especificando los derechos y las obligaciones por las partes, ya qué en caso de controversia, será el único medio probatorio. Dentro del seguro de mercancías de transporte internacional existen tres grandes grupos: transporte marítimo exclusivamente, transporte terrestre y/o aéreo y transporte combinado (marítimo, terrestre y aéreo).

En todas las operaciones de transporte existen riesgos. Cualquier operación de comercio internacional qué suponga el traslado de mercancías está expuesta a posibles incidencias imposibles de anticipar en la fase qué previamente se ha realizado de planificación. Por eso precisamente, existen los seguros de mercancías.

La seguridad es uno de los factores más importantes en el transporte de mercancías. La planificación y ejecución de una operación de transporte debe garantizar la preservación de la carga desde su recogida hasta qué se entrega. Sin embargo, si hay contingencias qué son imposibles de anticipar. Ese es el valor de las pólizas de seguro de mercancías, un contrato consensual qué garantiza la cobertura de la mercancía en una serie de casos qué quedan fuera de lo establecido en la ley.

Hay una cobertura regulada por la ley para cubrir determinadas responsabilidades. Sin embargo, debe tener en cuenta qué cuando mayor sea el valor de la carga, mayor riesgo hay, por lo qué será más importante contratar un seguro de mercancías. En la mayoría de las normas de carácter internacional, los riesgos de la mercancía corren por cuenta del comprador, únicamente en casos del CIF y del CIP, la gestión del riesgo queda en manos del vendedor qué debe contratar de una póliza qué asegure la carga.

En el caso del CIF el vendedor debe contratar un seguro marítimo y hacer frente al pago de la prima de este seguro de cobertura de la pérdida o daño de la mercancía durante el transporte. En cuanto al CIP, en este caso, el vendedor también tiene qué suscribir un seguro y pagar la prima aunque solo está obligado a qué sea un seguro con cobertura mínima.

Coberturas qué ofrecen los seguros de mercancías

Hay una serie de riesgos comunes qué suelen cubrir los seguros de transporte de mercancías. Algunos de ellos son: roturas o deterioros, robo, carga y descarga, riesgos extraordinarios (aunque la mayoría de las pólizas permiten la contratación de coberturas adicionales para determinadas mercancías), cláusulas inglesas qué establecen un valor concreto para las mercancías, cláusula de protección de marca qué si se produjera algún daño en la mercancía de una marca, no se puede comercializar y se debe indemnizar al fabricante por ello y por último, medios especiales de protección qué se utilizan para mercancías frágiles como joyas, obras de arte o algunos productos tecnológicos.

/ Uncategorized

Share the Post

About the Author

Comments

No comment yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us

https://www.facebook.com/alfalam.import/?fref=ts
WhatsApp aquí